Terremotos del Golfo de California evidencian zona de ruptura rápida

by David Jacobson, Temblor

Pie de imagen: Los terremotos del día de ayer en el Golfo de California ocurrieron en una región de ruptura más rápida que en otras partes de la cuenca extensional.
Pie de imagen: Los terremotos del día de ayer en el Golfo de California ocurrieron en una región de ruptura más rápida que en otras partes de la cuenca extensional.

El día de ayer, en el sur del Golfo de California, hubo 11 terremotos de M=3.4+ en el lapso de poco más de ocho horas. Los más grandes de estos fueron dos sismos de M=4.6 a aproximadamente 100 km costa afuera, tanto de Baja California como de México. Debido a la magnitud de estos sismos y su ubicación con respecto a áreas pobladas, no se sintieron ni causaron daños. A pesar de ello, estos evidencian la intensa sismicidad del Golfo, la cual está vinculada a su evolución como un sistema de fracturación oblicua.

Pie de imagen: Este mapa de Temblor presente dónde ocurrieron los terremotos del día de ayer en el Golfo de California. Este mapa presenta los 11 sismos que se registraron por el Catálogo de EMS, ya que el Servicio Sismológico de los Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) únicamente reportó dos. Las flechas rojas en esta figura muestran cómo existe tanto una falla de desplazamiento como un movimiento extensional en el Golfo.
Pie de imagen: Este mapa de Temblor presente dónde ocurrieron los terremotos del día de ayer en el Golfo de California. Este mapa presenta los 11 sismos que se registraron por el Catálogo de EMS, ya que el Servicio Sismológico de los Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) únicamente reportó dos. Las flechas rojas en esta figura muestran cómo existe tanto una falla de desplazamiento como un movimiento extensional en el Golfo.

Con el fin de entender por qué Baja California se está fracturando y separando de México continental, formando una cuenca oceánica, tenemos que regresar en el tiempo 20 millones de años. A lo largo de este periodo de tiempo, la placa del Pacífico se deslizó en dirección noroeste con respecto a la placa Norteamericana. En los Estados Unidos, esta falla de desplazamiento casi pura creó la Falla de San Andrés, lo cual ayudó a formar las Cordilleras Transversales y está arrastrando lentamente partes de California del Sur en dirección norte. Al sur del Golfo de California se encuentra el Dorsal del Pacífico Oriental, una barrera de placa puramente divergente. Debido al movimiento variante hacia el norte y al sur, el Golfo de California representa un corredor transicional donde fallas transformantes unen dorsales en expansión. Aunque no siempre es así, los terremotos cercanos a las fallas transformantes tienden a ser laterales derechas en naturaleza, mientras que aquellas cerca de los centros en expansión son eventos normales (extensionales). Estos terremotos por fallas de desplazamiento también tienden a ser más grandes que los extensionales, ya que puede acumularse más tensión a lo largo de estos márgenes. Desafortunadamente, para los terremotos de ayer, no tenemos los mecanismos focales y, por lo tanto, no podemos decir cuáles son eventos por fallas de desplazamiento y/o extensionales. Sin embargo, de acuerdo a Castro et al., 2017, la sismicidad en el sur del Golfo de California está dominado por terremotos a lo largo de las fallas de desplazamiento.

Mientras que este sistema de fractura se encuentra en gran medida escondido de la vista, cuando se observó mediante batimetría el Golfo de California, las fallas sobresalen (ver abajo). En estas imágenes de Google Earth, pueden verse claramente los centros en expansión que tienden al noreste-suroeste, mientras que las fallas transformantes corren en dirección noroeste-sureste, con orientaciones similares a las de la Falla de San Andrés Lo que también es evidente a partir de esta figura es que el sistema está mucho más definido en el sur que en la porción central del Golfo. Esto es porque que el sur del Golfo de California es mucho más activo debido a una ruptura rápida.

Pie de imagen: Esta imagen de Google Earth presenta la batimetría de las partes central y sur del Golfo de California, así como también el área de los terremotos de ayer y las flechas muestran los márgenes divergentes y de fallas de deslizamiento. Lo que es claro a partir de esta imagen es cómo la parte sur del Golfo está mucho más definida que la porción central. Esto se debe a una ruptura más rápida en el sur.
Pie de imagen: Esta imagen de Google Earth presenta la batimetría de las partes central y sur del Golfo de California, así como también el área de los terremotos de ayer y las flechas muestran los márgenes divergentes y de fallas de deslizamiento. Lo que es claro a partir de esta imagen es cómo la parte sur del Golfo está mucho más definida que la porción central. Esto se debe a una ruptura más rápida en el sur.

De acuerdo a Paul Umhoefer, en la Universidad de Arizona del Norte, esta ruptura rápida se desglosa en tres factores: una zona delgada a un movimiento moderadamente rápido de la placa por la corteza caliente y débil y a la naturaleza oblicua del movimiento de la placa. Esta corteza débil y caliente se debe a múltiples eventos magmáticos y de deformación durante los millones de años previos a la fractura. Estas características también significan que mucha de la fracturación dentro del Golfo de California sólo tomó 6-10 millones de años, un periodo corto de tiempo en términos geológicos. Compare esto a los 30-80 millones de años que frecuentemente toma a los continentes fracturarse para separarse y entonces se vuelve claro que el Golfo de California es un caso especial.

A pesar de los terremotos de ayer dentro del Golfo de California no fueron en absoluto importantes en términos de su impacto social, sus ubicaciones nos permitieron destacar una región importante tectónicamente costa afuera de Baja California y México, que es propensa a terremotos moderadamente grandes. DE acuerdo al modelo de Calificación Global de Actividad de Terremotos (GEAR, por sus siglas en inglés), que se encuentra disponible en la página de Temblor, en su tiempo de vida, la magnitud probable de terremoto para esta ubicación es de M=6.5+. Este modelo usa tasas de tensión globales y sismicidad previa para pronosticar eventos futuros. Mientras que los terremotos de M=6.5+ pueden parecer grandes, se debe señalar que, en su mayoría, los terremotos dentro del Golfo no serán dañinos y se ven más como una incomodidad, debido a su carencia de proximidad a áreas pobladas. La principal excepción a esto se encuentra en el extremo norte del Golfo, donde el sistema pasa a una frontera continental cerca del Valle de Imperial de California. Por lo tanto, la región se mantiene bajo monitoreo cuidadoso mediante un conjunto de sismógrafos continentales y en el fondo del océano.

Pie de imagen: Este mapa de temblor presenta el modelo de Calificación Global de Actividad de Terremotos (GEAR) para el Golfo de California, así como también partes de la Costa Oeste de México y de Centroamérica. Lo que este modelo muestra es el área circundante de los terremotos de ayer, donde es probable que ocurra un terremoto de M=6.5+ en su tiempo de vida. Sin embargo, ya que no existen áreas pobladas cercanas, es poco probable que dicho sismo sea dañino.
Pie de imagen: Este mapa de temblor presenta el modelo de Calificación Global de Actividad de Terremotos (GEAR) para el Golfo de California, así como también partes de la Costa Oeste de México y de Centroamérica. Lo que este modelo muestra es el área circundante de los terremotos de ayer, donde es probable que ocurra un terremoto de M=6.5+ en su tiempo de vida. Sin embargo, ya que no existen áreas pobladas cercanas, es poco probable que dicho sismo sea dañino.

References
EMS Catalog

USGS

IRIS

Castro, R.R., et al., Active tectonics in the Gulf of California and seismicity (MN3.0) for the period 2002–2014, Tectonophysics (2017), http://dx.doi.org/10.1016/j.tecto.2017.02.015

Paul J. Umhoefer, Why did the Southern Gulf of California rupture so rapidly?—Oblique divergence across hot, weak lithosphere along a tectonically active margin, GSA TODAY, Volume 21 Issue 11 (November 2011).